CANELONES DE ESPINACAS CON SALSA ROMESCO

Canelones de espinacas con salsa romesco

CANELONES

Hoy no vamos a hacer unos canelones tradicionales, os sorprenderá lo buenos que están. La combinación de las espinacas con la salsa romesco ……..no te cuento más !!!!

Hoy cocinamos salado.
Ingredientes:

2 paquetes de canelones ( os recomiendo los precocidos, para mi gusto se pueden trabajar mejor)
3 ajos.
3 cebollas.
200 gramos de bacon.
500 gramos de espinacas (pueden ser congeladas)
1 poquito de vino blanco.
1 paquete de queso rallado para gratinar.

Para la salsa romesco:

3 pimientos secos o 4 ñoras.
3 tomates rojos.
1/2 cabeza de ajos.
75 gramos de almendras tostadas saladas ( os recomiendo las del Lidl)
Aceite 1/2 vaso.
Vinagre 1/2 cucharada sopera.
Una pizca de sal.

Para la bechamel:

1 cebolla grande.
Leche.
Maicena.
Sal.

Empezamos………

Pondremos las espinacas a cocer con agua y sal unos 10 minutos. Por otro lado con 2 cucharadas soperas de aceite freiremos el bacon, en unos minutos lo retiraremos del fuego y añadiremos los ajos (no hace falta que estén cortados en trozos pequeños), cuando empiecen a estar doraditos añadiremos las cebollas (trozos grandes, no importa) unos 5 o 6 minutos a fuego lento y pondremos el bacon y un chorrito de vino blanco. Pasados otros 5 minutos es el momento de las espinacas, movemos un poquito y en 2 minutos apagamos el fuego. Todo a la batidora ……..Probamos de sal y listo el primer paso.

Para la pasta de canelones simplemente los pondremos en un recipiente con agua aliente y pasados 8 o 10 minutos verás como se van poniendo más blanditos.

Salsa romesco……..

El día antes de preparar este plato, pondremos en un recipiente los pimientos secos o las ñoras con agua para que se hidraten, en el momento de la elaboración de nuestra salsa simplemente abriremos los pimientos con un cuchillo y muy despacito iremos retirando solo la parte de dentro, no tiene que quedar piel, no te preocupes si no sale mucho, es normal.

Asaremos al horno o bien en sartén los ajos y los tomates. Seguidamente los colocaremos en un bol junto con lo que hemos sacado de los pimientos, las almendras (no las tostamos por que ya vienen tostadas), el 1/2 vaso de aceite, 1/2 cucharada de vinagre y una pizca de sal. Lo batiremos todo bien y ya puedes disfrutar de una salsa romesco muy rica. TENEMOS LA SALSA ROMESCO !!

Bechamel……..

Cortaremos 1 cebolla y la pondremos a fuego lento unos 5 o 6 minutos, seguidamente añadiremos 1 vaso de leche , 2 cucharada grande de Maicena y una pizca de sal. Unos minutos más y aparateremos del fuego, llega el momento de batir y probar que tal está de sal. TENEMOS EL BECHAMEL !!

Es el momento de montar los canelones, pondremos en el centro de cada canelon un poquito de nuestra masa de espinacas, los cerraremos y colocaremos la parte que cierra hacia abajo en una bandeja de horno, cuando los tengamos todos colocados,  iremos poniendo un poquito de la salsa romesco entre canelon y canelon una cuchara pequeña te ira bien. Solo nos queda cubrir con la bechamel y queso rallado al gusto.

Ya lo tenemos…….horno recalentado por los dos lados a 180º y en unos 10 o 15 minutos y listo.

STRUDEL DE VERDURAS

STRUDEL

Ingredientes (para 2 raciones hermosas, 3 más prudentes o 4 de dieta):

  • 4 láminas de pasta filo (también puede ser pasta brick u hojaldre).
  • Verduras para saltear: Yo usé cebolla tierna, puerro, zanahoria, champiñon portobello, pimiento rojo asado, pencas de acelga, hinojo, calabacín, guisantes frescos y habitas frescas (se pueden usa cualquier otro, según lo que tengas ese día en el frigorífico y la despensa). Unos 750 gr. entre todas.
  • 1 hoja de acelga sin penca (podría también haber sido espinacas, lechuga u otra verdura de hoja).
  • 200 ml. de nata vegetal (también puede usarse nata de leche para cocinar).
  • 1 huevo (tamaño L).
  • Sal.
  • Pimienta negra molida.
  • Nuez moscada rallada.
  • AOVE (aceite de oliva virgen extra).
Pasos:
    1. Precalentar el horno a 200º. Pelar y cortar en juliana las verduras que lo permiten. Ir poniendo en la sartén para saltearlas con una cucharada de AOVE. Se deben ir añadiendo en orden de dureza, para que permanezcan en la sartén más tiempo las que más cocción precisan. Mientras tanto cocer en agua hirviendo, durante 2 minutos, la hoja de acelga. Luego escurrir y reservar.

Saltear las verduras.

    1. Cuando hayan blandeado las verduras, añadir la nata vegetal, salpimentar y poner nuez moscada y remover bien hasta que todo se integre bien. Dejar cocer con la nata vegetal uno 2 ó 3 minutos.

Añadir la nata vegetal.

    1. Separar la yema y la clara del huevo. Añadir la yema a la cocción de las verduras con la nata vegetal y mezclar bien hasta que se integren. Dejar cociendo otro par de minutos y apartar del fuego. Dejar reposar unos minutos, para que se enfríe un poco antes de montar el strudel.

Añadir la yema del huevo.

    1. Extender una lámina de pasta filo y, suavemente, untar con un pincel de cocina untado en aceite. Poner sobre esta lámina otra lámina y repetir la operación. Hacer lo mismo con las otras dos que nos quedan.

Untar la pasta filo con aceite.

    1. Extender sobre dos terceras partes de la superficie de la pasta filo el contenido de la sartén con la verduras, la nata y el huevo. Cortar en tiras la hoja de acelga y colocar los trozos sobre el resto del relleno.

Extender el relleno.

    1. Untar con la clara de huevo que hemos reservado la parte que no está cubierta de relleno. Enrollar el strudel dejando para el final la parte que no tiene relleno y que hemos untado de clara de huevo. Untar toda la superficie del strudel con el resto de la clara de huevo. Cerrar los extremos del strudel, aprovechando la clara de huevo como si fuera pegamento. Hornear a 200º durante 25 a 30 minutos (según nos guste la masa que esté más o menos tostada).

Hornear el strudel enrollado.

    1. Este strudel se puede comer tanto frío como caliente (a mí me gusta más de la segunda forma) y puede servirse sólo o como acompañamiento de otros platos.

Strudel finalizado y en bandeja.

Comentario:

Strudel es una palabra alemana que significa “remolino”. Así que dentro de esta afección cabría casi cualquier preparación enrollada. Los strudel más conocidos son los de manzana, para postre. Pero también existen con otros rellenos y yo he encontrado bastantes ejemplos donde el relleno es de verduras. Como en otros casos, esta receta es más un concepto que un plato en sí mismo, ya que es susceptible

Salsa de yogur griego

1

Salsa de Yogur
Tzatziki Griega
1 taza de anacardos crudos remojados en
agua durante 4 horas (si después de colar-
los los dejas unas horas más a temperatu-
ra ambiente o en el frigorífico, se fermenta-
rán levemente y cogerán aún mayor sabor
a yogur)
1/2 taza de agua
1 cucharada de aceite de oliva
o de girasol
2 cucharadas de zumo de limón
2 o 3 ajos crudos (menos ajo
si no lo toleráis bien).

1 taza de pepino crudo pelado (el pepi-
no también se puede añadir al final, ra-
llándolo por encima en lugar de tritu-
rándolo y mezclándolo con una cucha-
ra, para dar un aspecto más artesano).
opcional: 1 cucharada de menta seca
o de menta fresca o de eneldo
sal marina al gusto
Podemos acompañar esta receta de
zanahoria cruda, pepino crudo, hojas
verdes, pasta crudivegana, ensaladas,
deshidratados, germinados, etc…
Conservar en el frigorífico, servir fría

Ensalada de lentejas con salsa de aguacate

 

Ensalada de Lebd0e562f782f224b10d0f9303fb4262eontejas
con Dressing de Cilantro
y Aguacate
Ingredientes para la Base
Lechuga romana
Lentejas o Alubias
1 pimiento picado
tomates cherry
maiz
cebolleta picada
Ingredientes para el dressing
1 taza de cilantro
1/2 aguacate maduro
2 cucharadas de zumo de limón
1 diente de ajo
1/4 taza de aceite de oliva
1 cucharada y media de
vinagre de manzana
1/8 de cucharada de sal marina
PREPARACIÓN
Triturar todos los ingredientes para la
salsa. Una vez hecha verter sobre los
ingredientes para la base y mezclar.

MORCILLA VEGETAL!!! LA TIENES QUE PROBAR!!!

MORCILLA
Ingredientes: (me han salido 9 muy gorditas aunque de distinto tamaño)
200 gr. de alubias negras secas
1 hoja de laurel
1 Vaso  de arroz redondo
2 cebollas blancas
50 gr. de pan rallado
250 gr. de harina
3 clavos
 pimienta negra  (un poquito)
2 cucharaditas de canela
2 cucharaditas de especias para carne
1 cucharadita de sal
Elaboración:
Ponemos las alubias al menos 8 horas en remojo. ( Si la has comprado cocidas no hace falta)
Aclaramos el agua y las cocemos en una olla exprés( sino tienes olla exprés como es mi caso lo haces con una olla normal y un poco de mas tiempo, hasta que este blanda la alubia) con una hoja de laurel cubiertas de agua (más dos o tres dedos) unos 10 minutos a fuego suave desde que sube el vapor. Abrimos la olla, retiramos el laurel y añadimos un pellizco de sal.
Mientras cocemos el arroz con un poquito de sal y reservamos.
Pelamos las cebollas y las pochamos a fuego lento con un pelín de sal hasta que empiecen a ponerse marroncitas.
Hacemos un puré con las alubias, yo le puse casi todo el líquido menos un vaso grande. Le añadimos el arroz y damos vueltas con una cuchara. Añadimos la cebolla (yo le puse 3 cucharadas) y dejamos que se enfríe.
En un bol amplio ponemos el gluten y el pan rallado.
Machacamos los clavos en un mortero y lo añadimos al bol. Agregamos el resto de especias y la mezcla de alubias, arroz y cebolla. Removemos con una cuchara y amasamos con las manos. Puede que la masa pida más agua o más pan rallado, en mi caso un poco más de pan.
Hacemos porciones, las envolvemos en papel film y las hacemos al vapor unos 40 minutos, dando la vuelta a mitad de cocción.
Quitamos el papel, dejamos enfriar. Yo las he congelado.
La verdad es que el aspecto y el sabor asustan de lo que se parecen, la textura es lo que delata que no son morcillas “de verdad”.

TIRAMISU CASERO

1tiramisu

Te presentamos receta tradicional para hacer tiramisú, un delicioso postre de origen italiano mundialmente conocido. Te detallamos paso a paso como hacerlo para que puedas prepararlo fácilmente en casa.

Ingredientes:

– 250 gramos de mascarpone
– 3 huevos grandes
–  bizcochos de soletilla
– 100 gramos de azúcar (abedul o panela)
– 250 ml de café recién hecho
– Cacao en polvo
– Licor (amareto o caramelo)

Preparación:

El tiramisú es uno de esos postres que han traspasado fronteras y podemos encontrarlo en casi cualquier parte del mundo, no sólo en Italia, su país de origen. Como todas las recetas tradicionales, hay diferencias entre una y otra, las típicas variaciones según la zona de la que provenga la receta. Esta que os mostramos a continuación detallada paso a paso es una de las más comunes que puedes encontrar, con una preparación totalmente tradicional. Nosotros vamos a preparar un tiramisú en un recipiente rectangular de unos 40x25x7 centímetros, si vas a hacer uno más pequeño, ten en cuenta que debes mantener la proporción aproximada de los ingredientes para ajustarlos a tu recipiente. Vamos ya con la receta.

Es fundamental a la hora de hacer un buen tiramisú usar los bizcochos adecuados, que en este caso son los bizcochos tipo Savoiardi, los más comunes de encontrar en cualquier supermercado italiano. Son los bizcochos que aquí conocemos como bizcochos de soletilla, y no son más que unos bizcochos finos y alargados (de ahí su nombre en inglés, “lady fingers”, “dedos de dama”), hechos de huevo y que son muy esponjosos, con una leve capa de azúcar por encima. Son ideales para preparar tiramisú por su capacidad de absorber líquido sin romperse.

Empezaremos haciendo el café, ya que necesitamos que esté recién hecho pero que se haya enfriado antes de utilizarlo. Hazlo como lo suelas hacer, con tu cafetera, pero es interesante que hagas un café más bien intenso, que le aporte ese toque de sabor a nuestro tiramisú una vez esté listo. Se le suele agregar algún toque de licor de forma tradicional, sobre todo si no van a comerlo los más pequeños de la casa. Si quieres puedes añadir media copita de cualquier licor al café, aunque el que se suele emplear es el conocido Amaretto. Una vez tengamos el café listo, con o sin licor agregado, dejamos que se enfríe del todo mientras seguimos con la preparación del tiramisú.

Vamos a separar las claras de las yemas de los huevos, y las echamos en recipientes diferentes. Las claras las metemos en la nevera para que se mantengan frías, y las yemas las vamos a batir junto al azúcar, empleando unas varillas manuales o una batidora con su accesorio de varillas. Una vez se mezclen bien, formando una crema amarillenta, le agregamos el mascarpone y volvemos a mezclar lo mejor posible, hasta que nos quede una mezcla homogénea. Intenta usar siempre un mascarpone de calidad, ya que el sabor y la cremosidad de este ingrediente es fundamental a la hora de preparar la crema del tiramisú.

Ahora cogemos las claras de los huevos, agregamos una pizca de sal y montamos a punto de nieve con unas varillas. Hay que hacerlo con paciencia y con movimientos enérgicos envolventes, para que se monten bien, o usar una batidora de varillas, lo que resulta más cómodo. Debemos dejarlas con una buena consistencia, que se monten totalmente. Una vez las tengamos listas, vamos a mezclarlas con la mezcla anterior de mascarpone, azúcar y yemas de huevo, pero con suavidad, para que no se bajen las yemas montadas. Mezclamos bien para que se quede la crema de forma uniforme.

Y pasamos ya a montar el tiramisú, para lo que iremos colocando en el molde elegido una primera capa de bizcochos, mejor con la parte que tiene azúcar hacia abajo. Cuando tengamos el molde totalmente cubierto, echamos un poco de café por encima de los bizcochos, para humedecerlos, pero sin que lleguen a empapar, para que la base del tiramisú tenga consistencia. Encima echamos la mitad de la crema que teníamos preparada, extendiéndola bien. Sobre la crema colocamos otra capa de bizcochos, pero esta vez queremos que estén bien empapados en café, para que queden blanditos. Y encima echamos el esto de la crema bien extendida. Para acabar, espolvoreamos por encima una capa de cacao en polvo, que cubra bien el tiramisú, y metemos en la nevera hasta el día siguiente, o al menos unas 12-14 horas, para que se cuaje bien y quede perfecto. Y a disfrutar de este exquisito tiramisú.

Queso crema casero

El queso crema, para quien no lo sepa, es el típico queso de untar que todo el mundo lo identifica por una marca determinada.
Es muy fácil de preparar aunque se tarda un poco y bastante mas económico que comprarlo, sobre todo si los yogures son también caseros.

Ingredientes:

  • Yogur natural sin azúcar
  • Sal
  • Especias (opcional)
  • Hierbas aromáticas (opcional)

Lo mejor es hacerlo con yogur casero, aunque se puede hacer con el yogur natural sin azúcar comercial,

Poner el yogur dentro de un colador con un paño de algodón

Puedes poner sal, especias, y alguna hierba aromática para que tome sabor a la vez que se desuera, a mi personalmente me gusta solo con un pellizco de sal, para luego poderlo combinar con sabores tanto dulces como salados.

Dejar reposar entre 18 a 24 hora.

Darle un pequeño apretón para terminar de quitarle las últimas gotas.

Se saca del paño, y ya se puede consumir, aunque si no lo vas a consumir entero es aconsejable ponerlo en una mantequera o un bote de cristal tapado en el frigorífico, te puede aguantar un mes, aunque no creo que dure tanto.